El obispo de Alcalá y sus “Sexólicos anónimos”

lujuria
“La adición es la misma. Te ayudaremos a luchar contra esa sensación de excitación que puede manifestarse como masturbación, pornografía, prostitución, mujeres, hombres, exhibicionismo, fantasías, frotamientos… y me quedo corto”, nos comenta la persona encargada de aconsejarnos para abrazar la castidad.
El Plural

Anuncios

El Obispo de San Sebastián, feministas y demonios

obispo vasco